Cultural ASAKO Motril : sitio oficial del club de fútbol de Motril - footeo

La madre mira ésa

20 de abril de 2018 - 18:21

Hemos hablado, de los primeros padres y entrenadores atontados por el fútbol. Pero también existe ella, cada vez más frecuente en los campos, y cada vez más holligan. Esa madre, que a veces parece que va a saltar al campo, y sin embargo otras, no quiere que a su hijo le roce una simple gota de agua. Hoy hablaremos de La madre mira ésa. Pero ojo, no sólo existe la Madre mira ésa, también lo encontramos en versión padre...

Dícese de la madre cuyo objetivo futbolístico básico consiste en criticar y malmeter sobre cualquier mujer que se acerque a menos de cien metros.

Fina, la Madre Mira Ésa, tiene la licenciatura en Marujeo y Critigueo cursada en la Universidad de Las Arpías. Además, posee doctorado cum laude en Corte y Confección de trajes de cotilleo a medida y experiencia para aburrir a los colaboradores del Sálvame. Una premisa importante para que se pueda dar su tan importante labor es tener siempre a alguien que la escuche. Por eso, la Madre Mira Esa lo primero que hace cuando cae en el grupo de padres y madres es buscarse un elenco de colaboradoras para compartir las disertaciones calumniosas e irreverentes del sexo femenino futbolero.

Sus primeras enemigas las crea dentro del grupo de las madres del equipo, ésas que no se han dejado manipular por ella ni están en su círuclo de influencias. Sobre ellas cargara con mayor dureza y contundencia; así, cuando estas relaciones se descubren, salta por los aires toda la mala leche del grupo.

La Madre Mira Ésa es como esas metralletas que lanzan quinientas balas por minuto. Imagínense a la señora en la grada, rodeada de sus amigas, las brujas, como un nido de urracas parlanchinas, siempre situadas en un sitio estratégico para poder lanzar sus porquerías a blancos certeros. Piernas cruzadas, cigarro en mano, levemente inclinada hacia  delante y acortando el espacio entre ellas, como si de una confesión sacerdotal se tratara. La Madre Mira Ésa comienza:

-Míralas, se creen superiores. Una porque tiene estudios y la otra porque el niño siempre va convocado. ¡Son más tontas...! Y ésa de allí, la de los benjamines de primer año, la rubia, el otro día la vi hablando con el míster de los prebenjamines y decía: "Lolo, llámame y nos vemos". Y mira ésa, sí, la Soco, que se cree una top model ¡Es más basta...! No nos llegani a las suelas de los zapatos. Qué poca clase tiene, y el marido no se da cuenta de que está en boca de todos.

Así podría estar todo el partido, sin prestar atención a su hijo. Por eso, cuando termina el encuentro no sabe ni qué ha pasado. solo sabe que ha puesto a parir a medio campo, y le dice a Puri:

-¿Han terminado ya o es el descanso?

-Es el final Fina, menos mal. Así nos dejan de pitar los oídos a mi y a todas las mujeres del campo.

Existe un deporte nacional que supera al fútbol por su número de participantes. No es otro que el conocidísimo critiqueo, que deja a su paso un reguero de inocentes calumniados y denigrados.

 

Fuente: Atontados por el fútbol

José Ignacio Navarro Díaz y Alberto Martín Barrero

Editorial Samarcanda

Comentarios

  • salvador rodríguez caña
    19 julio

    Salvador Rodríguez caña

    Entrenador

    47 ans

  • salvador rodríguez caña
    19 julio

    Salvador Rodríguez caña

    Entrenador

    47 ans